Menu

Obtiene FESC Primer lugar en Congreso Nacional de Micología Médica


• Alumnos e investigadores fueron reconocidos en la ciudad de Oaxaca por el tratamiento de tiña canina a base de propóleo


Obtiene FESC Primer lugar en Congreso Nacional de Micología Médica

Cristian López, Alejandra Estrada y Raymundo Martínez en el Congreso Nacional de Micología Médica Dr. Pedro Lavalle Aguilar, donde fueron reconocidos

L os alumnos Alejandra Estrada, Raymundo Martínez y Cristian López, asesorados por los doctores Tonatiuh Alejandro Cruz Sánchez y Amparo Londoño Orozco, resultaron ganadores en el VI Congreso Nacional de Micología Médica “Dr. Pedro Lavalle Aguilar”, en la categoría de minicasos. Al certamen presentaron el proyecto de tratamiento de tiña en perros mediante una pomada hecha a base de propóleo; este ungüento fue desarrollado en los laboratorios de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC).

En el encuentro, organizado por la Asociación Mexicana de Micología Médica A. C., participaron los médicos especialistas más sobresalientes del país. La FESC presentó cuatro proyectos: la presentación parcial de los resultados de la tesis doctoral de la investigadora Amparo Lodoño Orozco, un caso de tiña en becerros y otro en perros —el que resultó ganador—, además de un proyecto, en colaboración con el Instituto Nacional de Perinatología, sobre la acción del propóleo en contra de la candidiasis vaginal.

Como lo platicó el experto Tonatiuh Cruz en el Laboratorio 6 de la Unidad de Investigación y Multidisciplina de la Facultad, son ya seis años de labor en los que un equipo de investigadores trabaja la acción de sustancias naturales en problemas cotidianos, y “nos dimos cuenta de que el que más funcionaba y que más actividad microbiológica tenía es el propóleo”.

Por su parte, el alumno Cristian López relató que desde su incursión en la asignatura Clínica Canina, de la licenciatura Medicina Veterinaria y Zootecnia, y de la participación en un curso de apiterapia que se llevó a cabo en la Facultad, comenzó la vinculación de él y sus compañeros —Alejandra y Raymundo— con los especialistas Amparo Londoño y Tonatiuh Cruz. Así, los investigadores acompañaron la formulación y presentación de un caso clínico de tiña en un cachorro canino, al cual le aplicaron el tratamiento con resultados totalmente favorables.

Como servicio social, los estudiantes continuaron su investigando en la materia con los expertos. “El perro que nosotros tratamos, pensábamos que era atacado por parásitos, pero hicimos las pruebas y resultó ser un hongo y se nos dio la oportunidad de poder utilizar este tratamiento que es muy controvertido, pues en el ambiente hay cierto escepticismo hacia los tratamientos naturales” refirió Cristián López, quien, junto con sus compañeros, tiene el objetivo de desarrollar su tesis de licenciatura justo sobre la acción microbiológica del propóleo.

Los resultados que obtuvieron de este tratamiento fueron sorprendentes, sobre todo al compararlo con los métodos tradicionales para atacar a los hongos: “A los perros normalmente se les administran medicamentos como itraconazol o ketoconazol, entre otros, los cuales se administran por tiempos muy prolongados —casi siempre se recomienda un año de tratamiento— ; además, en este caso fue un perro de dos meses al que le serían contraindicados esos medicamentos. Nosotros aplicamos una vez al día el ungüento a base de propóleo y en tres semanas ya hubo resolución total. Eso fue lo impresionante: se dio en corto plazo y el cachorro no tuvo problemas de toxicidad”, aseveró el joven estudiante.

Por su parte, la especialista Amparo Londoño Orozco, quien participó de manera independiente en el encuentro, afirmó que lo importante de este congreso y de los resultados obtenidos es que la micología es un área poco difundida que ha ido creciendo poco a poco. “Nosotros nos hemos ido vinculando con la Asociación Mexicana de Micología Médica y hemos visto crecer y fortalecerse a este órgano y al congreso que organizan; no sólo en el número de asistentes, sino también en la cantidad de trabajos presentados, específicamente sobre la investigación de productos naturales, en lo que nosotros nos hemos enfocado. El gremio nos ha felicitado porque hay reportes de estudio en esta área y muchos artículos publicados; pero en otros países. No encontramos información de México y nosotros hemos comenzado a hacer eso con el propósito de aplicar los productos naturales con un fundamento científico, porque se venden en muchas tiendas o mercados productos naturales, pero no siempre se sabe completamente cómo están actuando y eso es lo que nosotros buscamos”, señaló Londoño Orozco.

Puntualmente, su tesis doctoral tuvo como objetivo evaluar la actividad biológica del propóleo y de otros extractos vegetales sobre algunos hongos que atacan tanto a humanos como a animales y plantas.

Objetivos del proyecto

El cartel sobre la Resolución de dos casos clínicos de dermatomicosis canina mediante el uso de propóleo, premiado con el 1° lugar

El cartel sobre la Resolución de dos casos clínicos de dermatomicosis canina mediante el uso de propóleo, premiado con el 1° lugar

A partir de los resultados obtenidos y de los reconocimientos que este proyecto ha alcanzado, los pasos a seguir para este equipo multidisciplinario son: establecer los fundamentos de los mecanismos de acción del propóleo y luego ponerlos en práctica. “En países como Brasil, Cuba o Argentina ya lo aplican tanto en medicina humana como veterinaria; entonces la idea es crear productos para la prevención y tratamiento de enfermedades en la medicina veterinaria”, explicó Tonatiuh Cruz.

Para el caso de tiñas, su trabajo ya ha dado resultado en perros, bovinos y equinos. En el caso de conejos y cerdos, “queremos implementar formas preventivas y estamos tratando de atacar la enfermedad de Aujeszky, que es prima hermana del H1N1, y ya tenemos evidencia de que el propóleo inhibe ese virus”, afirmó el investigador y catedrático.

La otra parte del proyecto es trabajar con animales de zoológico, como el ajolote, especie en vías de extinción: “Ya hemos curado tres casos de hongo saprolegnia, que mata al 50 por ciento de los ajolotes. En el caso de los caprinos y ovinos, hay una bacteria que se llama linfadenitis caseosa, que es como la tuberculosis en estas especies. En condiciones in vitro, nosotros ya demostramos que el propóleo inhibe el crecimiento de este microorganismo”, señaló.

Además de todas estas aplicaciones, como una parte paralela del proyecto, no se descarta el uso del propóleo para tratar enfermedades humanas. Es importante resaltar que los resultados obtenidos no parten del manejo del propóleo puro, sino de soluciones a base de propóleo que han sido trabajadas en el laboratorio. Hasta el momento, los investigadores de la FESC han desarrollado tanto el ungüento como shampoo a base de esta resina natural, y están en proceso de creación de un jabón.

Sara Regalado

Untitled Document
Hecho en México, todos los derechos reservados 2010. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos
Sitio web administrado por:
Departamento de Medios Electrónicos | comunicacionsocialfesc@gmail.com
Este sitio se visualiza mejor con los Navegadores: Mozilla Firefox y Chrome.